Comunicarse con notas escritas.

Como ya os comenté antes de Semana Santa, he estado leyendo sobre un tema que nos puede ayudar bastante.

Cuando tenemos un momento tenso en casa y no sabemos como llevar la situación, hay una cosa que nos puede ayudar, Comunicarse con notas.

Los niños lo aceptan y suele dar buenos resultados. Suelen crear sorpresa y eso despierta la atención.

Podemos hacerlos divertidos y eso hace que la tensión baje.

Se pueden usar para recordar que se ha de hacer la cama, sacar el perro a pasear,

el objetivo es lograr algo a través del humor y el cariño.

No hay unas reglas fijas para elaborar las notas.

Puede ser en forma de carta o de nota breve, con dibujos o sin ellos. Es una cuestión de creatividad y de lo que creemos que pueda llegar mejor a nuestros hijos.

Por supuesto ha de ser siempre amable.

lavadora.jpg

Cuando la situación es seria  no es conveniente usar el humor, podemos usar la nota para quedar un poco mas tarde y hablar sobre el tema. Puede expresar un sentimiento.

¡no se trata de comunicarnos a través de notas! sino de emplearlo puntualmente para ayudarnos a salir de alguna situación que quizás ahora mismo esté atascada, o de evitar gritos, o simplemente de generar una gran sonrisa.

Así que os animo a probarlo. Es realmente divertido y la información llega estupendamente.

Ya me explicaréis vuestra experiencia con las notas escritas. Hasta pronto!

 

 

Cambios a tener en cuenta.

Hoy me he decidido a escribir,  espero os sea de interés. En los últimos días y con toda la información que voy sacando del Sr.Google, estamos hablando, negociando y dando pasitos muy importantes. Pronto os contaré como lo estamos haciendo y los resultados que estamos teniendo.

¿Cómo he podido ver que mi hijo tiene un problema con el móvil?

Siempre tenia un momento para  jugar con su hermano, estaba en el comedor con nosotros y compartía juegos y conversaciones. Cada vez pasa más tiempo encerrado en su  habitación. Suele hacer uso del móvil en más sitios, por ejemplo, cuando come o estudia, cuando va de compras, e incluso cuando va en bicicleta y esta con sus amigos.

Últimamente hemos visto que la comunicación con el resto de la familia se ha limitado a cuatro frases. Ya no ordena su habitación ni colabora con las tareas de casa.

Tiene cambios de humor y de conducta. Cuando se le llama la atención por las horas que utiliza el móvil se enfada. Al restringir el móvil, el nivel de enfado sube mucho. Y nos han llamado la atención en el instituto que su rendimiento académico ha bajado.

Estos son los signos que hay que tener en cuenta a la hora de plantearse algunos cambios con respecto a  nuestros hijos y los móviles.

niñooo.jpg

Cada vez pasa más tiempo en su habitación con el móvil.